Las salas de espera

Hoy he decidido desahogarme y poner en atención a las autoridades correspondientes en caso de que existan. De no existir exijo como ciudadano la creación de un sindicato, grupo o ministerio creado por el mismísimo gobierno para detener actos tiranos de tortura realizados en espacios que atentan contra la moral, las buenas costumbres y todo lo que ponen los periódicos dominicanos o el cardenal cuando no encuentran de que hablar. (Es contra eso que se atenta en estos días ¿no?, seguimos)

Esto es un llamado, esto es una querella. Obvio hablo de las salas de espera de los centros médicos dominicanos.

Padre de la Patagonia pero será mucho pedir que por lo menos actualicen las revistas.

Es un caos. Cuando no es que en el revistero podemos encontrar el primer volumen de Vogue en el que se puede apreciar a Eva modelando sensualmente a la culebra, es tener que soportar la novela de turno que este viendo la recepcionista para caer en cuenta que en este país hay novelas en más horarios que turnos de enfermeras en los hospitales.

Agua de goma de camión hervida en un termo de café para confundir al enemigo y vasitos del tamaño perfecto para ser el inodoro de una cucaracha.

¿Me pregunto si las salas de espera fueron en realidad mecanismos de tortura en la edad media? Probablemente y esa teoría toma más fuerza cuando llega la madre apoyadora con su hijo el cual la única vez que le dieron una nalgada fue el dia que nacio y era porque recién nacido ya había miado al doctor.

Y eso, que se hacen citas, se arman horarios, se re-confirman las consultas y antes de atenderte debes de ir a por lo menos 3 laboratorios que validen que la placa que te vas a tomar del dedo meñique del pie izquierdo es la necesaria para que el seguro cubra la consulta porque de los precios no hablemos que el inicial de mi carro tiembla del miedo.

Es por esto y otros motivos que, reitero nuevamente, pido la creación de un ministerio para 2 cosas:

  1. Tener a quien echarle toda la cuaba que nos venga en gana y poder quejarnos de que no es posible que tengamos que hojear revistas de cuando Venya pesaba menos de 200 libras. Requiero revistas DIGNAS.
  2. Poder reírnos de los encabezados de los periódicos locales cuando el ministerio explote por que las secretarias armaran su propio sindicato cuando traten de bloquearles los canales con novelas.

Concluyendo un poco más serio: Si tiene usted que ir a cualquier lugar para un procedimiento medico leve (dentista, doctor, ginecólogo, etc) lleve una revista, compre un atari y aprenda a armar su tienda de campaña por si quiere dormir la siesta. Si va por un procedimiento mas gráve siempre puede verificar precios y disponibilidad en este lugar feliz.

Las odio espacios de espera de los centros médicos, como Margarita al Dr. Fadul, las odio.

Advertisements

3 responses to “Las salas de espera

  1. Inodoro de una cucaracha!!! jajajaja disponibilidad en el lugar feliz!! jajaj, lo que yo necesito es llevarme tu blog y listo ^^ Muy bueno Pich!!

  2. y ESO, cuando el carajito no ta dando grito, o hay un bajo a una sustancia quimica de alguna medicina, o un radio con la emisora de cuando cuca bailabaa, la sillita incómoda, la doña vendiéndote algo y cuando el doctor dura en llegar pq le da la fucking gana de tomar una siesta. u_u

  3. en especial cuando es en el dentista: yo creo que ellos deben de hacer un disenio de la sala de espera tal que, cuando ellos usen sus makinitas extranias en el consultorio, la acustica se amplifique y llegue hasta el que se encuentra en dicha sala, tal que sientas el dolor antes de entrar T.T

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s